BIENVENIDO A VIDA SILVESTRE, FOTOGRAFIA.

Bienvenido al blog, que solo pretende inducir al amor y repeto a la naturaleza. Encontrarás comentarios y fotografías de naturaleza sin ningún otro tinte ni afección. Espero que disfrutes. Gracias por tu visita. vidasilvestre@vida-silvestre-fotografia.com

sábado, 23 de julio de 2011

"CAUTIVOS" Falco peregrinus

Mi querido y admirado Felix Rodriguez de la Fuente decía: "Es la primera vez en que el hombre no sometió al animal al yugo y al látigo".

Hablamos del mal llamado "arte" de  la cetrería, creo que bien se  podría hablar de técnicas de doma de rapaces, mediante el sistema de alimentación condicionada, tapado de ojos etc. Personalmente tengo otro concepto de lo que puede ser arte.
Esta modalidad de caza,  porque no es otra cosa, tuvo su mayor apogeo entre la "nobleza" de la Edad Media, oscura época por cierto. También tengo otro concepto de lo que realmente es nobleza. Espero y deseo que algo hayamos avanzado desde aquella lamentable etapa de la historia.

Vaya por delante que no es mi intención crear una entrada polémica, en absoluto. Mucho menos quisiera molestar a nadie y menos a mis amigos cetreros, pero con el mayor respeto a los halconeros o cetreros, me acojo a mi libertad y mi derecho de decir lo que pienso de un tema, más concretamente no callar lo que me desagrada de él, como es el caso. El nombre de mi blog no es por casualidad, me gusta la VIDA SILVESTRE y fotografiarla, que quizás sea el instinto cazador-depredador que unos más y otros menos casi todos llevamos dentro, pero eso sí, salvando las distancias entre fotografía y otras prácticas y con los animales intactos y en absoluta libertad. Si se puede conseguir la foto estupendo y si no es posible a insistir, pero sin malas artes.

A grandes rasgos, podemos decir que la cetrería es tener a un animal silvestre cautivo, en un posadero forrado de moqueta o cesped artificial horas, horas y días y días, se le alimenta cuando nos interesa o se le hace pasar hambre, según convenga; le sacamos a volar cuando podemos o nos apetece  y se le adiestra para someterlo y que mate cuando le digamos. Se fuerzan hibridaciones con individuos de otras variedades y regiones etc. etc.  

Tengo amigos halconeros, que me han permitido tomar cuantas fotografías he querido y me invitan a que lo haga cuando quiera, además esta relación me han servido para entrenamiento de fotografía de vuelos (cualquiera pilla un alcón en picado a 180 Km/h). Enntiendo a mis amigos cetreros, pero no comparto sus justificaciones, la especie no está en peligro ni es necesaria la cria en cautividad.

Esta entrada al blog es simplemente eso, expresar que no me gusta la manipulación de los animales silvestres, tampoco para fotografía y por tanto no es de mi agrado la cetrería y lo que se hace con los alcones y azores, así como tampoco determinadas acciones para conseguir una fotografía determinada a cualquier precio.

No seré yo quien enmiende la plana a nuestro querido Felix, que fue primer concienciador contemporáneo, sobre el respeto a la naturaleza, algo que hoy ya vemos con naturalidad y en su época era heróico expresar lo que decía, sobre el lobo por ejemplo. También yo puedo ser incomodo, pero no importa.

Quiero ser positivo y prefiero quedarme con la teoría de Felix,  pensando que no es mala esta simbiosis hombre-halcón, cuando nos servimos de esta ave para alejar a otras de los aeropuertos y evitar accidentes. También he visto que mis amigos cetreros aman a sus halcones y les cuidan con mimo, (dentro de lo posible claro), pero pese a ello, tengo que decir que no me gusta este supuesto arte, mejor llamarlo doma. Me entristece sobremanera ver esta bella rapaz con la caperuza de cuero cubriendo sus ojos, con sus patas llenas de correas atadas con varios cascabeles y posada horas sobre unas tablas forradas. Añadir que buscando todo lo positivo que pudiera tener esta práctica, decir que solo se permite utilizar en cetrería los halcones criados en cautividad para esta modalidad de caza, por lo que son respetados los halcones que vuelan nuestras tierras y ciudades.

Respetaré todas las opiniones, pero esta es la mía:
A estos alcones, aún estando muy bien cuidados y queridos,  les falta algo fundamental, la libertad que corresponde a una especie silvestre.
No canso más con el tema. Termino con unas cuantas imagenes de esta bella criatura.
He querido evitar imágenes tristes y duras y he preferido mostrar aquellas en las que se aprecia  la belleza de estos halcones, que seguro que libres lo serían mucho más.
Amigos, y seguidores del blog VIDA SILVESTRE y blogueros todos , os deseo unas estupendas vacaciones y un verano muy feliz. Con independencia de lo que cada cual piense al respecto, espero os gusten estas fotografías por la belleza del Halcón.

Otro día opinaré sobre blog,s y blogueros de naturaleza, que también hay tema.
Saludos: