BIENVENIDO A VIDA SILVESTRE, FOTOGRAFIA.

Bienvenido al blog, que solo pretende inducir al amor y repeto a la naturaleza. Encontrarás comentarios y fotografías de naturaleza sin ningún otro tinte ni afección. Espero que disfrutes. Gracias por tu visita. vidasilvestre@vida-silvestre-fotografia.com

martes, 4 de octubre de 2011

ALBUFERA EN ESTADO PURO

Hola amigos.
He estado casi 3 meses inactivo en foros, además de circunstancias familiares, también hay veces que necesitamos de un periodo de silencio, yo al menos sí.
Ha sido un silencio voluntario, que sin dejar de hacer fotografías con la misma pasión de siempre como como es mi caso, puede ser bueno callar de vez en cuando, personalmente me ayuda a la reflexión y creo que da la serenidad y la distancia necesaria para un análisis más consciente, sea cualquiera el tema de que se trate, y en nuestro caso,  la fotografía, deja espacio para la experimentación, estudio etc., sin la presión de colgar fotos, impresionar y dejar que nos impresionen, aplaudir y esperar aplauso, circunstancia esta que muchas veces llega a inducirnos a una espiral sin sentido de falso compromiso y hasta nos puede hastiar un poco, cayendo en una rutina absurda.

También reconozco que de vez en cuando es necesario alimentar el ego, tanto ajeno como incluso un poco el propio (de lo contrario no existirían los foros ni los blogs), pero sin llegar a endiosarse jamás y haciendo caso omiso de los que se endiosan y creen estar en otro nivel. He puesto mis "termómetros" en varios foros y me confirman lo que comento aqui sobre este tema. Se salvan aunque por los pelos, los de divulgación científica que juegan en otra liga y los aplausos es lo que menos les preocupa.

Ya sé que no es una entrada rutinaria ni de las que gustan en exceso. Quizás pueda parecer impertinente a unos, incluso alguien puede pensar que soy ácido, pero os aseguro que no, que solo soy un pacífico amante de la verdad constatable y de la justicia y si callara ante determinadas situaciones no seria yo; solo callaré de vez en cuando para tomar impulso.

Permitirme este tipo de silencios y manifestaciones, es una de las ventajas de no vivir de esto ni pretenderlo, es la manera de solo hacer el tipo de fotografíaa que realmente me apetece y además no tener que competir con los más de 350 millones de cámaras digitales vendidas en el 2010 ni pelear contra bancos de imágenes saturados que comercializan a precio de saldo incluso excelentes obras de magníficos profesionales, pero bueno esto es otra cuestión y hay que tener el máximo respeto, porque de esto vive mucha gente entre los que también hay buenos profesionales.

Comenté en mi última entrada que hablaría de blogueros, pero he desistido y no lo haré. Pienso que no aportaría nada positivo y podría herir alguna sensibilidad. Si además detecto que alguien es profesional o lo pretende, debo tener mayor respeto y delicadeza aún, con el trabajo no se juega.

En este tiempo, he dado prioridad al tema reflexivo sin imágenes expuestas y sin contaminación de nada ni nadie y me he dejado llevar por el pensamiento relajado y sin prisas, me he dejado llevar por la sensibilidad que creo tener, he observado mucho, que aunque ya lo hacía, ahora con mayor intensidad.

También he ido muchas veces a La Albufera de Valencia, he visto crecer al arroz y su especial aroma cuando empieza a sacar la espiga. He visto y admirado como y con que sacrificio y mimo lo cuidaban sus agricultores, hasta que por fin ya se ha recolectado sin que llegara un temporal de lluvias o una una gota fría y diera al traste con tanto esfuerzo. Ahora toca como todos los años, la polémica de si quemar la paja o no.

He hablado infinidad de veces con los pescadores, que esperaban ansiosos la temporada de pesca que ahora ha comenzado hasta el fin de la primavera. Total para sacar unas cuantas llisas (un mujolido), unas carpas y pocas anguilas. Las lubinas y otras especies de más valor económico y otras autóctonas de gran valor ecológico, ya hace tiempo que desaparecieron del lago con la barbarie del mal llamado desarrollo industrial de los 60-70, en los que todo valía, ahora prosperan las especies citadas, de escaso valor económico, pero que soportan mejor las aguas menos limpias. Aún hay gente que sigue callando esto y hasta le molesta oirlo o leerlo.

Agricultores y pescadores, sufren en primera persona cualquier agresión al medio, la escasez de agua cuando se estaban construyendo campos de golf a mansalva y ellos como todos, también sufren en primera persona con los precios de maquinaria y productos los efectos de  la "maléfica globalización", cuando tienen que malvender su pesca o su cosecha:

UN OCEANO DE ARROZ SUFRIENDO LA COMPETENCIA DE IMPORTACIONES DE DONDE SE PRODUCE CON SALARIOS DE SEMIESCLAVITUD Y UN LAGO CON LA PESCA ESQUILMADA POR LA CONTAMINACIÓN DE UN SUPUESTO DESARROLLISMO AYUDADO POR LA PERMISIVIDAD DE LOS AÑOS 60-70 . (GLOBALIZADOS)

También he pensado mucho en este tema y  en que ya nos contará alguien alguna vez que aporta la traida y llevada falacia de la globalización (no lo harán, seguirán mintiendo), porque creo que nada de nada en cuanto a cultura, paz, educación, etc. Tampoco medio ambiente, este tema no se globaliza, como el hambre, es mejor dejarlo a las ONGs.
SÍ se ha globalizado el hambre de África y les seguimos vendiendo armas... para que sean más pobres, allí no interviene ni la ONU ni nadie, lo que importa es el negocio de la guerra y todo lo que sea lucrativo, sin escrupulos.
No hay dinero por ninguna parte y además nadie sabe donde está el que había, aunque la banca siga obteniendo miles de millones, si le bajan los ingresos se les inyecta dinero de todos y si hay que recortar en Educación o en sanidad, pues se recorta = Globalización que es quien gobierna el mundo.
En este tiempo, hasta he escuchado y observado a los políticos, tanto nacionales como internacionales, ¡Que poca clase, que poco estilo de estos servidores de los globalizadores (estómagos agradecidos)! Lo dejaremos aquí para no radicalizarnos y centrarnos en la naturaleza.

Regresando a La Albufera, lo cierto es que cada vez hay menos pesca y cada vez menos pescadores, menos agricultores y la inmensa mayoría de los que quedan muy mayores. Son hombres curtidos que con unos medios de pesca casi rudimentarios, tratan de arrancar un poco de pescado o de arroz a a esta Albufera sin la que no sabrían vivir, pero son sabios a los que casi nadie escucha.
Los agricultores del arroz, un gasto enorme en maquinaria y el arroz en manos de multinacionales, pagar poco y vender caro (globalizado).Además estos hombres del Parque Natural, se conforman con muy poco.
Cada vez que me cruzo con una de estas personas, nos saludamos, si se tercia charlamos un poco, o solo les hago una foto en sus tareas.
Les tengo un cariño muy especial, porque son un puñado de hombres sencillos, cargados de experiencia y sabiduría, pero sobre todo buenos y quizás demasiado sanos y tolerantes.

Hace unos días, dos personas encantadores, la periodista MÓNICA ANTEQUERA y el Camara PATXO YARZA,  de la RTVV autonómica, que hacen el programa Bon Dia; tenían la buena idea de hacer un reportaje de los madrugones de los pescadores de la Albufera, concretamente en esta ocasión de El Palmar; coincidimos allí, charlamos un rato de lo humano y lo   divino, sobre la Albufera y sobre todo de sus gentes, que me importan incluso más que la fotografía, quiero decir que muchísimo. Como ya he comentado, estuve aproximadamente 1 hora con ellos  y han emitido un estracto de un minuto aproximadamente, (ya sabemos lo de los tiempos en TV). Lo cierto es que ha sido un empujoncito para contar algo de mis amigos y el entorno del Parque Natural, a mis amigos del blog que sigo y me siguen.

    Aquí el video de estos profesionales de la TV Autonómica Canal 9:
 
video

En este tiempo de silencio, si he hecho muchas fotografías, pero tampoco se trata de aburrir, por lo que dejo solo  alguna, he querido poner  algo sencillo y nada espectacular para acompañar a esta entrada, que como la primera de las fotos (una fotografía sentida), creo que podría condensar la esencia de la gente y su ambiente de este  maltratado trozo del paraiso, pero claro con algunas de sus especies, otra de mis pasiones.

Aunque ya he ido viendo (y observando) todas las fotografías y entradas de los amigos a los que sigo y me siguen, ahora me queda verlas otra vez, disfrutarlas de nuevo y comentarlas con mi opinión, que me apetece mucho hacerlo.

Un saludo a todos.





                                
                                                                            
                                                                       

No puedo ni debo, salir con mi equipo a fotografiar en este trozo de paraiso maltratado e ignorar su realidad y la de sus gentes, que desde que nacieron lo mimaron y no sabrían vivir sin él. Por ellos: