BIENVENIDO A VIDA SILVESTRE, FOTOGRAFIA.

Bienvenido al blog, que solo pretende inducir al amor y repeto a la naturaleza. Encontrarás comentarios y fotografías de naturaleza sin ningún otro tinte ni afección. Espero que disfrutes. Gracias por tu visita. vidasilvestre@vida-silvestre-fotografia.com

domingo, 3 de junio de 2012

SERENGUETI. Soñar despierto. (TANZANIA I)

Hola amigos, de nuevo por aquí. Dispuesto a dar un empujón al blog, despues de unos meses de inactividad.

Seguro de que algun amigo seguidor, habrá pensado en el abandono, en el cansancio o el aburrimiento. Nada más lejos, porque he estado más activo que nunca, pero sobre todo en fotografía y fundamentalmente de Naturaleza; tampoco he dejado de visitar mi querida Albufera de Valencia y he visto muchas, muchísimas entradas con buenas fotografías en vuestros blogs, en foros y en webs.

Cierto que no me apetecía demasiado escribir.
Hay momentos de la vida o experiencias que nos impactan, nos absorben, marcan un hito en nuestras vidas o quizás dejan una huella imborrable.

Algo de esto ha debido pasarme, desde que el pasado mes de febrero, tuve la fortuna de adentrarme 12 días en Tanzania con un grupo de amigos fotógrafos, fundamentalmente desarrollamos nuestra actividad en Serengueti, crater del Nrongoro, Tarangire, etc., coincidiendo con la gran migración de Ñus y Cebras, junto con todos los depredadores que acompañan a las grandes manadas. Millones de individuos en busca de pastos.

Serengueti, en idioma autoctono suajili, también llamado swahili, significa llanura sin fin. Nada más cierto, es verdaderamente infinito.

Os puedo asegurar que han sido los 12 días fotográficos muy intensos. Con independencia de la fotografía y en el terreno humano, también muy intensos.
Dicho así, para los que no hayais tenido aún la suerte de visitar los parques de Tanzania, puede que penséis que exagero un poco; los que ya conocéis aquella maravillosa tierra, estoy seguro que sabéis de que hablo, pensaréis que me quedo corto y hasta puede que se os erice el bello y notéis un escalofrío con la piel de gallina.

De verdad que para este mortal hay un antes y un después tras estar en la sabana de África, concretamente en Tanzania, donde se da la mayor concentración de vida salvaje del planeta. Tanto hervivoros, como carnívoros, aves etc.
Os diré que desde mi regreso, no puedo ver los documentales de la II sin emocionarme, sin revivir cada instante, sin reconocer algunos de los lugares en los que estuve y sin el sabor agridulce de la nostalgia y la añoranza por volver.

Fueron 12 días agotadores, pero maravillosos.
Estar en pie desde las 5 de la mañana, hacer muuuchos Kms. por caminos y pistas de tierra, de tragar toneladas de polvo, de compartir todo con los compañeros, comer rápido y sobre la marcha y sobre todo de hacer miles y miles de fotografías desde el amanecer hasta después de ponerse el sol, requieren esfuerzo físico y mental, pero altamente gratificante y no cambiaría a esos 12 días por ninguna otra experiencia fotográfica.

Una vez finalizada la jornada fotográfica y con el regusto de haber presenciado una fantastica puesta de sol, ya de regreso al campamento, un refresco o una ducha, adquieren un valor y un placer incalculables mientras descargas tarjetas al ordenador, limpias equipo y cargas baterías para el día siguiente. Son sensaciones muy agradables, que sé que me acompañarán durante mucho tiempo.

Terminar el día cenando un poco y a continuación el broche de un buen rato de charla con los amigos junto a una hoguera en el centro del campamento, teniendo como fondo sonoro, las risotadas de las hienas , el rugido de algún león o las incansables aves nocturnas. Y todo bajo un cielo limpio y estrellado increible, es algo inenarrable. Cierro mis ojos y meses después sigo reviviviendo aquellos momentos mágicos. ¡¡Inolvidables!!.

De los encuentros humanos, hablaré más extensamente en otra entrada.
Como ya he dicho alguna vez, me aparto del purismo conservacionista que excluye al ser humano de los parques, de las reservas y de las fotografías de naturaleza y del medio.
Respeto esas opiniones, pero no entiendo ni comparto la idea de una naturaleza sin la presencia del ser humano, que de hecho está en ella desde la noche de los tiempos, unas veces como ser superior, defensor y respetuoso con ella. Lamentablemente otras como el ser más ruín, como el mayor y más feroz depredador y destructor, por lo que que hay controlar y denunciar, pero no excluir.
No entiendo a quienes pregonan hipócritamente tales "normas", purismos y exclusiones y se reservan la bula o privilegios de fotografiar lo que les place con todos los medios a su alcance, luego comercializan licitamente a la vez se erigem en doctos jueces al establecer reglas a su antojo de lo que es foto de naturaleza y lo que no. Intereses, lamentablemente siempre intereses.
Me pregunto: ¿para quien tanta belleza sin la presencia del hombre?

Tanzania tiene mucho más que fauna, tiene unas gentes que son tan hospitalarias y afables, como pobres de solemnidad, que además son los mayores conocedores del medio e integrados en él desde milenios.
Tanzania tiene tribus y etnias tan magníficas como antiguas y perfectamente integradas en el medio, como por ejemplo los Masay y los Datoga.

También cuenta Tanzania con los aproximadamente últimos mil Bosquimanos o Hadza, aún recolectores y cazadores como hace 10.000 años, son nuestros ancestros directos vivos más antiguos e integrados en la naturaleza mucho antes del primer explorador. ¿que tenemos que decir nosotros?.
Tuvimos el privilegio de pasar toda una mañana con ellos, acompañerles en una de sus cacerías y verificar que sin tener lengua escrita ni ritos, y solo los conocimientos transmitidos de una generación a otra, como y cuanto respetan y aman a la Madre Naturaleza, tomando de ella tan solo lo que necesitan y sin despilfarrar ni los tendones de sus presas que utilizan para cuerdas de sus arcos.
Hablare de ellos en otra entrada, dedicada nuestros antepasados más antiguos y vivos actualmente.

Iré poniendo otras entradas sobre Tanzania, pero alternando con otras de temas distintos y más cercanos para no cansar.
Para ilustrar esta entrada y sucesivas, iré anexando como siempre fotografías alusivas a lo que os cuente.

Dejo ahora una pequeña muestra, seleccionadas de las más de 15000 fotografías realizadas en la Sabana Africana. Espero os gusten y prometo no poner las 15.000

Un saludo

De las pocas carreteras asfaltadas que existen, solo tocamos algunos trozos en contadas ocasiones para desplazamientos largos de un parque a otro.
Una de las mejores carreteras de tierra. Hay poco asfalto.


NO SERÍA POSIBLE ESTE ECOSISTEMA DE LA SABANA AFRICANA, SIN LA RESERVA DE PROTEINAS QUE REPRESENTAN LOS MÁS DE DOS MILLONES DE HERVIVOROS, ENTRE ÑUS, CEBRAS Y GACELAS.
Todos los años, mueren medio millón aproximadamente, por depredación o en el paso de los ríos. Paralelamente, todos los años hay aproximadamente medio millón de nacimientos.


                                          



NADA COMO LA MIRADA DIRECTA A CÁMARA DE UN GRAN LEON

Niño Masái. Uno de mis fondos de escritorio


Atardeceres y contraluces emocionantes e increibles














Hombre Hadza fumando sus hiervas ancestrales.

También encontramos en Tanzania a esta carraca. (Ave del año)





NIÑO DATOGA. Su mirada nos lo dice todo.





HERRERO DATOGA

CRATER DEL NGORONGORO, INMENSO. En él se dan unas condicionoes faunisticas y fotográficas muy especiales, que ya detallaré. Dedicaré una entrada.

Serengueti, se ha grabado en mi mente, recuerdo donde tomé todas y cada una de las más de 15.000 fotografías. En la Sabana Africana he dejado un trocito de mi corazón. He de volver.

NOTA:

Viaje altamente recomendable. Vale la pena hacer un esfurzo.

El viaje fue acompañando en un taller a Antonio Liebana, fotógrafo profesional con un profundo conocimiento de los parques de Tanzania, lo que es garantía de éxito fotográfico: http://www.antonioliebana.es/ .

En Tanzania, estuvimos bajo la tutela y servicios de Malaika Pujol o Ángel, responsable de Itaka Safaris: http://www.itakasafaris.com/. Un Catalán que lleva residiendo en Tanzania más de 10 años.

Ambos, son personas con absoluta profesionalidad además de un humanismo contagioso, que te hacen sentir feliz, despreocupado y hasta establecer lazos de autentica amistad. En un viaje de estos, vale la pena ir de la mano de profesionales de este calibre. Gracias Amigos.

Si necesitáis alguna referencia, información o contacto y ante cualquier duda, podéis enviarme un correo que gustosamente os contestaré:
vidasilvestre@vida-silvestre-fotografia.com