BIENVENIDO A VIDA SILVESTRE, FOTOGRAFIA.

Bienvenido al blog, que solo pretende inducir al amor y repeto a la naturaleza. Encontrarás comentarios y fotografías de naturaleza sin ningún otro tinte ni afección. Espero que disfrutes. Gracias por tu visita. vidasilvestre@vida-silvestre-fotografia.com

sábado, 15 de septiembre de 2012

QUEBRANTAHUESOS (Gypaetus barbatus)

Muchos son los nombres con los que se ha denominado a esta mítica ave: Pájaro de barro, Ave Fenix etc. pero ninguno tan descriptivo como Quebrantahuesos, Ya que es la única ave hosteófaga del mundo, (que se alimenta de huesos).

Tal fue la presión del hombre sobre el medio, los insecticidas, venenos, caza, etc., que en los años que nuestro Amigo Felix Rodriguez de la Fuente,  la daba a conocer en TV, ya estaba practicamente extinguida, llegando a quedar solo unas 10 parejas en todo el territorio.

Parece milagroso que el esfuerzo de unos pocos enamorados de la conservación, entre los que se encuentra el Biólogo catalán Jordi Canut, hayan sido capaces de conseguir que a día de hoy sobrevuelen el Pirineo más de 100 parejas.
También se intenta la reintroducción en el parque natural de la Sierra de Cazorla y en los Picos de Europa, territorios donde hace ya muchos años dejó de sobrevolar aquellas montañas en busca de los huesos de los cadáveres de ganados y caballerías.

La pasada primavera, tuve la suerte de poder visitar la finca de Jordi Canut, en el pueblo de Buseu en pleno Pirineo Leridano, un bello lugar donde sólo se repira naturaleza y donde este biólogo enamorado de su tierra y de la fauna que hay en ella, como el Urogallo, el quebantahuesos, buitre Negro etc, desde hace más de 8 años viene alimentando a los quebrantahuesos y contribuyendo con ello y con otros entusiastas a sacarlos casi de la extinción.

Es una ave magestuosa, poderosa, y en definitiva muy bella. Con una evolución en vuelo impresionante, unos colores preciosos que van del oro claro al ocre oscuro en los adultos y distintas tonalidades de marrones en los juveniles que van cambiando y aclarando en varios años. No haré mayor descripción, ya que hay sobrada documentación de biólogos y naturalistas muy autorizados a quienes corresponde esta labor.

Pudimos tenerlos y observarlos desde muy cerca y obtener fotografías y tan impresionado me dejó esta ave que haré todo lo posible por volver de nuevo pronto con uno grupo de fotógrafos amigos, para disfrutar nuevamente en vivo de esta joya de la naturaleza, observándola y fotografiándola mientras se alimentan o surcan los Pirineos en libertad. Espero que siga mostrando su belleza durante muchos años para disfrute de todos.

Entre tanto dejo algunas fotografías en su entorno del Pirineo, de mi primer contacto con el mítico Pájaro de Barro, Ave Fenix o mejor de nuestro QUEBRANTAHUESOS, como yo prefiero llamarle.